LA ISLA II… Pocahontas, la mami, el chilote José y mas…

11 Nov

Se Recomienda leer La Ilsa 1, antes de este artículo… ( https://matbice.wordpress.com/2010/11/10/la-isla-i/ )

  

“Anteriormente en la Isla: No conocía Chiloé pero siempre me llamo la atención, quise viajar con mi hermano chico a la isla por que me habían contado que las personas en Chiloé, te abrían sus puertas y eran muy hospitalarios, cosa que no conocía en la ciudad, fuimos en busca de la esencia de la Isla. Estuvimos en Ancud donde mi hermano se intoxico con ostras y descubrimos la tumba de mi tatara tatara abuelo, luego fuimos a Castro donde un hombre vestido de mejicano nos cobro 15 Lucas para alojarnos, al parecer el viaje no estaba resultando, por que no encontrábamos esa esencia..¿Era un mito o existían esas personas?…. Para averiguarlo decidimos ir rumbo a Cucao…. “ 

Le dijimos al chofer del bus que nos dejara en El Fogón de Cucao, un sitio a orillas del lago Huillinco con espacios privilegiados para las carpas y una estructura de madera circular (fogón)… costaba 6 mil cada uno, hicimos la carpa y empezó a llover fuertísimo. Nos metimos adentro de la carpa, y sacamos unos juegos de mesa que habíamos traído, hacia frío, no estaba muy iluminado, y empezaron a caer unas gotas por las costuras de la carpa (esto me paso por comprar la mas barata en una multitienda) así que decidimos ordenar todo rápido, para ir al fogón para ver que ofrecía. Entramos al Fogón, este era como un restaurante pituco cualquiera, disfrazado de autóctono, apareció su dueño con botas de vaquero a atendernos, se sentó con nosotros, hablamos aproximadamente un minuto y perdió la atención para ir a otra mesa… al parecer no le éramos de interés.  Nos comimos un sándwich de queso de cabra, con salsa de queso azul y un poco de no se que otra cosa… Cero Chilote!

 

Nos fuimos a caminar al pueblo, llegamos a una cocinería donde habían muchos hippies en Jeep comiendo casuela… caminamos devuelta asía Nuestro camping y vimos una casita a lo lejos, que tenia un cartel que decía “Cocinería y Hospedaje “El Arrayán”, nos llamo la atención, entramos y enseguida apareció una joven que parecía Pocahontasa atendernos. Muy simpática, pensamos que ella era de ahí, fue solo una suposición, por que ni mi hermano ni yo le pregunto. Queríamos hacer un paseo que nos recomendaron, a una playa de arena blanca, que queda entremedio del bosque y los cerros, esta a unos 25 kilómetros de Cucao, esta playa se llama Cole Cole. Le preguntamos a Pocahontas, si sabia donde podíamos arrendar caballos para hacer el paseo a Cole Cole, ella nos respondió que le preguntáramos a su jefe, por que el hacia ese paseo a veces a caballo, o en tractor.

Playa Cole cole

 

Pocahontas llamo a su jefe para que hablara con nosotros, era un Señor bajo, que venia sucio de tierra y grasa, como si hubiese estado arreglando un motor, nosotros muy prejuiciosos pensamos que el no parecía dueño del lugar. Nos dijo que salía 25 mil pesos por persona el paseíto a Cole Cole. Yo estaba empezando a pensar que todo en la isla era un negocio… No aceptamos el precio, por que lo encontramos caro. El hombre se fue y aprovechamos de pedirle a nuestra nueva amiga que nos avisara si se desocupaba un espacio en el hospedaje, ya que el Fogón de Cucao, no era para nada nuestra onda. Nos despedimos y nos fuimos a buscar un lugar para tomar un café con un pastel… Ya habíamos encontrado una amiga.

Empezamos a caminar y la lluvia subió a su nivel máximo, estábamos con un paraguas, que no servía de nada, ya que la lluvia era para todos lados, de arriba hacia abajo, de abajo hacia arriba y hacia ambos lados…. Corrimos para cruzar el puente que lleva al pueblo, llegamos a un lugar que al parecer era el único donde podíamos encontrar lo que buscábamos (pastel y café), tocamos la puerta y nos abrió una señora, morena gordita a la cual daban ganas de abrazarla y dormir una siesta.  Le pusimos de cariño “la mami” no había café, solo cerveza y queque… no había otro lugar a la vista y la lluvia no invitaba a seguir vitrineando Cucao.

Pedimos una cerveza cada uno, mas un pedazo de queque, inmemorable, era primera vez que tomaba una cerveza con mi hermano chico, salud!! Estábamos en eso cuando se abrió la puerta y entro un personaje misterioso, se sentó en la mesa de al lado y nos hizo un saludo con la cabeza, lo saludamos de vuelta, el tipo espero unos segundos, se paro y se acerco a nuestra mesa, levantando la mano llamo a la mami, y le pidió una cerveza. “¿Hola, son de Santiago?” nos pregunto, obviamente por nuestras vestimentas y las caras de turistas no éramos de ahí. Conversamos como una hora, nos contó que el no era Chilote, pero que en Cucao y todo Chiloé era toda una celebridad, conocido por sus viajes e historias por todas partes del mundo, eso si, lo que mas le gustaba era Chiloé… Tan famoso era este tipo, que hasta tenia una canción propia, saco su Discman, nos pasó un audífono a cada uno, y comenzó un excelente tema con un ritmo típico chilote y bien pegajoso, donde en su coro decía.

No es alemán,

Ni es Frances,

Es un Chilote y se llama José 

A donde va

A donde fue

Na na anana anan (no se mas)

Excelente, primera vez en mi vida conocía a alguien que le había dedicado una canción. Nos contó que el estaba hace unos 8 años atrás en Cucao, al frente de la Iglesia y justo había tocado este grupo musical muy famoso en la Isla, que lamentablemente no recuerdo el nombre. Y se quedaron toda la noche compartiendo tocando música, tomando vino y a los personajes del grupo, les llamo la atención las historias de José, quien viaja por todos lados, entonces le inventaron, la canción del Chilote José (que a todo esto, si alguien la tiene o la ha escuchado, o tiene algún dato le agradeceré me cuente)… Luego de un par de salud y buenas historias, nos despedimos del Chilote José y nos devolvimos al Fogón de Cucao, cuando suena el teléfono celular…. Era nuestra amiga Pocahontas, que nos invitaba a tomarnos un vino conversado al hospedaje “El Arrayán”. Ya habíamos ganado una amiga y conocido muchos personajes…

no dice cocineria....

Esa noche llovió muchísimo, cuando volvimos a la carpa esta ya se llovía por dentro. No se como aguantamos, mi hermano en la mañana fue a ducharse, al volver me contó que había un letrero que salía “Amigo, tu ducha perderá calor a los 2 minutos”, hicimos la carpa y fuimos a pedir a la administración del Fogón un enchufe para cargar el celular, nos cobraron quinientos pesos. Ya era demasiado, prefería dormir en la calle que una noche mas en ese lugar. Rezamos para que en el Hospedaje de nuestra nueva amiga “Pocahontas” hubiera un lugar disponible. La llamamos a su celular, nos hizo esperar 15 minutos y nos dio la buena noticia, teníamos un lugar.

Que agradable, nos instalamos en una pieza con un camarote y cada cama tenia frazadas de oveja, se acabo el frío. Luego fuimos al reataurant y tomamos un desayuno con queso de campo… Que relajo, al fin estábamos instalados.

Salimos a caminar por los alrededores, el clima estaba mucho más amigable. Nos metimos por un sendero a través de un bosque tupido con el suelo de arena, seguimos hasta llegar a unas dunas, donde después de un rato llegamos al mar. Ese lugar es realmente magnifico, una playa de unos 30 kilómetros, arena para ambos lados, ninguna construcción a la vista y todo esto acompañado de un viento apoteósico….

Mi hermano y yo

 

Si uno se queda callado y respiraba hondo, puede escuchar a dios. Volvimos de nuestro paseo y nos preparamos por que esa noche era la fiesta en el club social, donde tocaban bandas Chilotas y bailaban bailes típicos, había de todo, niños, abuelos, padres, jóvenes y  turistas … Todos ahí celebrando.

Esa noche con mi hermanito de diecisiete años, nos tomamos un vino tinto y lo pasamos muy bien, bailamos con nuestras amigas de la isla y conversamos como nunca… Lastima que al otro día mi hermano tenia que partir…. dejaba la isla y a su hermano en manos del destino…

Playa de Cucao despejado

 

Continua en….. ( https://matbice.wordpress.com/2010/11/30/la-isla-3-don-exequiel-corderos-licor-de-oro-y-mate/#more-221 )

Anuncios

Una respuesta to “LA ISLA II… Pocahontas, la mami, el chilote José y mas…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: