Amuletos…

27 Abr

El anillo de "El señor de los anillos"

Quien no ha encontrado una piedra, o algún objeto que tenga una importancia especial. Cuando uno es niño ve las cosas en su esencia y las aprecia sin el prisma de la vorágine de  la sociedad moderna, lo que tenemos que ser. En este plano los amuletos no tienen poder.

Es uno el que reconoce estos objetos y les da el poder, no podría explicar lo que pasa internamente cuando uno se encuentra con este objeto especial. A medida que pasa el tiempo algunos de estos se han cargado de historia, se han formado leyendas, se han hecho películas y hasta se han desatado guerras por recobrarlos.

El Báculo de Moises

Sin ir mas allá, puedo decir que en mi casa tengo muchos amuletos que he encontrado en viajes, en la calle, en playas, volcanes, ríos, y otros lugares. Especialmente y sin desmerecer mis otros amuletos, comparto con el que lea, el encuentro y reencuentro de mi ultimo amuleto. Estaba en el Bolsón Argentina, subiendo la montaña, al refugio “ Hielo azul” eran 15 kilómetros en subida, no estaba en forma y mis compañeros de viaje, Eli de Israel y Katherine de Suiza iban a su paso constante y no se cansaban. En la mitad de la subida miro al suelo y mi mirada se fija como un imán a una piedra. La tomo y no la solté hasta llegar al refugio. El tacto, su forma, la sensación de tenerla en mis manos me daban todas las señales de estar frente a uno de esos amuletos que uno encuentra en el camino, no es por ser metafórico, pero es una sensación muy rica.

Algunos amuletos del camino...

Llegamos 2 días después de la montaña al Bolsón, un bus nos esperaba para partir directamente a Bariloche. Mi amuleto me acompaño toda la travesía, lo guarde como un tesoro.  Al llegar a Bariloche disfrute de lo que ofrecía esta ciudad, restoranes, helados, paseos, y otros. Ya habían pasado 3 días y me acorde de mi amuleto, lo necesitaba sentir, lo busque donde creí haberlo dejado y no lo encontré. Conscientemente pensé que se quedo donde lo encontré, la montaña y lo deje ir. Han pasado ya 3 meses de esta perdida.

Sorpresa…

Ya no le di mas vueltas al tema mi vida en Santiago empezó nuevamente y no volví a pensar en este amuleto, solo hasta hace 3 días atrás, conversando con una persona muy especial en la playa, salió el tema de la búsqueda de estos objetos especiales y le conté la historia de este,  ella opino de igual manera como yo lo había pensado 3 meses atrás, me dijo… “no quiso irse y se quedo en su lugar”. Lo recordé con mucho cariño, esa sensación especial que me hizo sentir cuando lo tenia conmigo.

Me devolví a Santiago y esa misma noche ordene mi pieza, tome un traje de baño que he ocupado mil veces después del viaje, lo sacudí y como por obra mágica salió volando una piedra…. Para mi felicidad y sorpresa era el amuleto, ahora estoy buscando un lugar especial para dejarlo y para aprovechar toda su energía y buena onda.

Este es mi amuleto.... perdido y encontrado.

Creo que es una semilla disecada, pero claramente para mi es algo mil veces mas especial…. Amigos y amigas les recuerdo y los invito a buscar amuletos y ver estos objetos especiales que se cruzan algunas veces en el camino….

Saludos a quien lea….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: